domingo, 1 de mayo de 2016

Deadpool: chida, pero no tanto...aunque vale la pena por las chimichangas.

Sí, aunque no lo crean, es una película romántica.
Refiriéndome a entradas anteriores, mis idas al cine han disminuido, no tanto ahora por la cuestión económica, sino por el contenido de las producciones que deseo ver en un momento. Salvo algunos tópicos bien específicos, puedo tolerar cualquier película que me pongan enfrente, aun pese a su dosis de violencia gráfica o a la cantidad de azúcar que pueda desprender. Sin embargo, hay filmes que he tenido que dejar pasar por dos razones muy específicas: 1) mi esposa y 2) no me gusta ir al cine solo.

Aclaro ambos puntos. El primero es que mi mujer ha preferido ya no seguir secándose la cabeza con la violencia que ve hoy en día. Aplaudo esa manera de pensar (aunque no tanto) y por ello, omitimos películas que puedan herir la susceptibilidad. La segunda es que no me disgusta ir al cine por mi cuenta, pero ir con mi esposa es infinitamente mejor, ya que sus comentarios así expresiones durante el filme no tienen par. Sinceramente, soy demasiado simplón y cualquier película de medio pelo puede convencerme. Sin embargo, mi esposa es mi cuña y sabe como encontrar detalles o situaciones, aun sin que me lo digan (un bostezo de ella, implica que el filme es aburrido a morir. Sí se ríe a carcajada, es que pese a ser un humor picante, no es grosero, etc. etc.). Esto me ayuda a ubicar mejor la película y no convertirme en un anciano rata "hater".

Claro, pese a esto, hay filmes que no puedo dejar pasar y los veo posteriormente. Justamente "Deadpool" es uno de esos claros ejemplos y que esperaba con demasiada ansia, ya que todos decían que era genial. Cuando pude disfrutarla, caí en cuenta en dos cosas: esta sobrevalorada y que bueno que no lleve a mi mujer a verla.


Antecedentes: Toda la historia del personaje en el ámbito de Hollywood se rememora a la película de "X-Men Origins: Wolverine", donde un incipiente Deadpool hacía su aparición a lado de Wolverine, interpretado por Ryan Reynolds. Curiosamente, la presencia del mismo causo gracia entre los presentes...hasta que es convertido en una arma mutante medio chiflada que Wolverine tiene que acribillar. Lo único bueno que dejo esto, fue una gran amistad entre Reynolds y Hugh Jackman.

Muchos saben que Reynolds es un freak en todo el sentido de la palabra y le agarró bastante cariño a Deadpool, al grado que hicieron una animación (con su voz) que presentaron a Fox para convertirlo en una franquicia de dibujos animados o mínimo, un corto. Fox, como es lógico, los mando a volar, ya que manejar a un personaje tan gamberro como Deadpool era arriesgado, pero cuando el corto se filtró a la red, tuvo tal recibimiento que el estudio torció algo las manitas. Jackman, que es conocido por su influencia en la Fox, decidió apoyar a Reynolds y finalmente dieron luz verde al proyecto, obviamente teniendo un director novato (que solo se había especializado en cortos y comerciales), poco presupuesto (48 millones), pero mucha fe de Reynolds y del equipo productor.

¿El resultado? Se estreno con un rotundo éxito casi a nivel mundial el 11 de febrero del 2016. Las críticas aplaudieron la innovación en el filme, al ser clasificación R y también a un guión bastante sencillo pero a la vez sólido. Aparte, estuvo precedido por una campaña de lo más original que logró hacer un gran "boca a boca" que culmino con una taquilla mundial que excedió los 700 millones de dólares, haciéndolo al momento, de los tres filmes más taquilleros del año, así ya teniendo una secuela para dentro de un par de años (con Cable incluido).

¿Y mis chimichangas?

Argumento: Wade Wilson (Ryan Reynolds) es un ex-fuerzas especiales que debido a su carácter, lo han corrido de la milicia y ahora se dedica a ser un matón de poca monta, aunque de buen corazón (pese a su humor mordaz y agrio). En el bar donde siempre acude conoce a Vanessa, una simpática joven con la cual rápidamente hace migas y se convierten en novios felices y contentos. Sin embargo, al protagonista le descubren una enfermedad mortal y desesperado, se mete a un experimento genético que le permite curarse pero teniendo efectos secundarios sobre su físico. Wilson, amargado, decide buscar a Ajax, el responsable, y hacerle pagar por lo que paso

Comentario personal: No puedo por negar que estaba ansioso por escribir una crítica al respecto de esta película, que en su momento muchos tacharon de ser estupenda, al grado de la veían como un cambio de paradigma en la historia de los superhéroes. Sin embargo, luego de visionarla al menos un par de veces, caí en cuenta que es sumamente divertida, amena....pero hasta allí. Creo que la pondría al nivel de un "Iron Man", pero en clasificación para adultos. Sin embargo, que se considere la quintaesencia del origen divino, es algo exagerado.

Aun así, Deadpool ha sido superior a otras producciones del Universo Marvel/Fox, como 4 Fantásticos y las sagas de Wolverine, todo basado en un guión bastante compacto y que no busca alardear o innovar. Sencillamente busca cumplir con lo prometido y hasta allí. En este caso, curiosamente, la película es una historia de romance con mezcla de superhéroes: Wade es gamberro pero tiene buen corazón en el fondo. Quien se encarga de mostrarlo es Vanessa, pero debido al amor que le tiene, se somete a un experimento para curarse y seguir viviendo a su lado. Deforme por la situación, decide alejarse mientras busca una cura. Pero se pone loco cuando su chica se ve secuestrada por el villano que lo deformo. Sin mayores sorpresas, sin nada original.

Lo más grande de Deadpool es la forma de contarlo: con groserías, insultos, majaderías, situaciones subidas de tono, humor negro y claro, el rompimiento de la cuarta pared. Ya se ha dicho que las historias se resumen en unas cuantas, el chiste es ver la forma de contarla una vez más, pero haciéndolo mucho mejor que los demás. Lamentablemente, historias como Batman v Superman o los 4 Fantásticos, trataron de hacer algo mejor con la primera opción, pero generalmente cuando te arriesgas, sale algo fallido. Por ello, Deadpool fue hacia algo más tradicional, pero saliéndose de la órbita con una historia llena de chascarrillos sucios y acción grotesca. Claro, pudieron fallar, sin embargo Reynolds (que figuraba como guionista) se arriesgó al manejar un personaje que tiene un gran carisma de por sí y salió ganador.

El resto del filme es solo una historia con el mismo tono, pero con unas buenas intercalaciones. Nuevamente comparado con Batman v Superman, aquí las escenas de humor negro/rompimiento de la cuarta pared/acción están tan bien intercaladas que no aburre y se hace interesante. No hay un momento cumbre (ni siquiera la batalla final, que resulta bastante sosilla, pero efectiva), pero es que la película mantiene un ritmo y tono constante en todo momento, lo cual hace que no sea aburrida ni patosa.

Inclusive, los secundarios salen relativamente bien librados. Primero, Vanessa llega a ser la chica ideal de cualquier freak: guapa, carismática y con un acervo de la cultura geek bastante amplio. Aparte, también le echa la mano al protagonista en algún momento. Segundo, el cantinero y el taxista son geniales a su propia manera de ser y tienen un pulso bastante divertido, dejando de lado su interacción con el protagonista. Tal vez los que sí veo medio infrautilizados son Colosso y Neegasonic, que me parecieron harto simpáticos (en especial la última), ya que Colosso parecía ser el paradigma de como debía ser un superhéroe, mientras Deadpool es todo lo contrario. Por supuesto, también entiendo que no pudieron abusar más del "grandote" (ya que el mismo Deadpool dice que no tenían presupuesto para meter más X-Men), ya que el choque entre dos personalidades tan opuestas recae con Cable, el cual ya tenemos seguro para el próximo filme.

El bueno, el feo y la adolescente.

Un problema bastante agudo fueron los villanos, que parecían sacados de la franquicia Marvel: pálidos, débiles, con motivaciones un tanto ridículas y con poca profundidad. Sencillamente eran antagonistas y punto. Claro, Ajáx podía ser interesante, pero como el tipo igual cae mal por su actitud y forma de ser, al final tampoco resulto agradable, al punto que cuando Deadpool se lo carga, no sentí realmente que se saliera de la línea. Realmente se lo merecía (por malo en ambos sentidos).

Curiosamente, uno de los mejores puntos es que los posibles errores de guión se justifican con decirlo directamente, el famoso rompimiento de la cuarta pared, el cual es un recurso poco utilizado en este tipo de películas, ya que el chiste reside en que la persona se crea realmente el personaje y no lo vea solo como un tipo con mallas. Sin embargo, el encanto de Deadpool es precisamente hacer ese rompimiento constantemente, burlándose del género donde está metido, pero a la vez tener una historia relativamente seria y con un propósito. Aquí lo logran a una medida casí perfecta, por lo cual entiendo porque muchos llegaron a alabarla tanto.

Si a esto agregamos unos buenos efectos especiales y una música incidental genial (con mucha referencia a los ochentas y noventas, criticando abiertamente a Limp Bizkit y como estos, efectivamente, echaron a perder la música), Deadpool se convierte en una estupenda cinta de superhéroes. En conclusión, es bastante recomendable, por supuesto, sí tienes arriba de 12 años (aunque no niego que muchos mocosos ahora ya se la chutaron, pese a la dosis de sexo y violencia que le llenan). Pero aclaro, no la considero una graaaan película. Es sumamente divertida y lo mejor, se puede ver varias veces sin perder ese toque tan original y tampoco se hace tediosa luego de varios visionados.

De a rait, por fa.

Debo decir que esta película sí ha logrado tener también tanto éxito es porque tiene un buen nivel de fanservice. Tanto del bueno como del malo. Y aunque siento que falto un poco, tal vez era para no saturar a la audiencia. Digo, ya sería una película sumamente freak y no hubiese tenido tanto punch. Habrá que ver como manejan "Deadpool 2". Pero eso, ya será otra historia en un par de años. Mientras, Fox ha encontrado una mina de oro. A ver si logran explotarla bien y no terminan cayéndose. Por lo menos, empezaron con el pie derecho y como se dijo, no solo por el filme mismo, sino por la excelente campaña que hicieron para promocionarlo. Aparte, ¿Alguien iba a creer que Ryan Reynolds iba a hacer un buen trabajo luego del asqueroso papel en Linterna Verde? Yo tampoco lo creía (al grado que se burla del susodicho en el filme).

---------------------------------------------------------------------

Saludos a mi propia Vanessa :), así a quienes gustan de este tipo de películas.

1 comentario:

  1. Yo me divertí como enana viendo esta peli, al punto en que realmente se convirtió en una de mis favoritas. Aunque honestamente, me alegro de haberla visto en inglés y no doblada. Llámame loca o rara, pero no habría aguantado oír a Pepe Toño soltando madrazos. Mejor con la voz original.

    ResponderEliminar