lunes, 25 de enero de 2016

Monster: uno de los mejores mangas seinen de la historia.

La historia de "Monster" esta ligada a una de las mejores partes de mi vida que he tenido y que técnicamente se ha venido prolongando hasta la fecha. Y es curioso que esta historia, tan potente, tan tétrica, cuando la leo en formato manga o vea algún episodio, me termine sacando una sonrisa.

Ya como he comentado, el 2006 fue un año bastante horrendo, al menos en sus primeros dos tercios. Fue hasta el otoño que las cosas comenzaron a enderezarse y de allí no paro hasta hace un par de años, cuando la situación se volvió a poner difícil (que por suerte, está vez no fue por algo totalmente mío). Si he visto el 2003 como un año de renacimiento, el 2007 fue otro parecido pero en mucho mayor medida: comencé a comprar mangas, a ver anime totalmente nuevo y por supuesto, no menos importante, conocí a una persona que actualmente es mi esposa. Todo esto se conjunto con una apertura bastante importante, volviendo al anime y con mayor fuerza. Creo que allí fue cuando establecí un riguroso régimen que aun hoy tengo en día, donde me chuto al menos dos o tres episodios (y que permite hacer mis locas reseñas en este humilde blog).

Aun no sé como llegue a toparme con la saga de Monster, del maestro Naoki Urasawa. Creo que alguien me la recomendó (aparte del maese Starknight), o simplemente me puse a leer artículos en la red de manera aleatoria y fue cuando llegue a la susodicha. Los comentarios sobre la misma hicieron que no tardase en tratar de conseguirla, al menos en formato anime. Por suerte, algún fansub caritativo me hizo el paro y para finales del 2007, pude conseguirla (aunque no de manera legal, como ustedes sabrán). Recuerdo con bastante frenesí el mes de diciembre del 2007, cuando me la pasaba viendo cada capítulo de la serie, aun en mis tiempos libres, antes o después de ir al trabajo. Fue de esas series que me marco en su momento y aun lo sigue haciendo, pese a ese aire tan adulto que tiene (justo ahora para hacer esta reseña, escucho el famoso primer ending, "For the Love of Life" de David Sylvian).

Sin embargo, jamás espere que la potencia de Urasawa sensei llegase tan lejos, ya que actualmente, mientras escribo estas palabras, otro de sus mejores mangas, "20th Century Boys", se está publicando en México. Pero antes de este, "Monster" vino en dicho formato, por aquellos años y del cual hablaremos a continuación.


Monster (モンスター Monsutā?) es un manga y serie de anime escrito y creado por Naoki Urasawa. El manga comenzó su serialización en el año 1994 en la revista Big Comic Spirits de Shogakukan concluyendo en 2001 con dieciocho volúmenes compilados. Tres años más tarde, Madhouse asume la adaptación al anime de la obra de Urasawa, en una serie de TV de Setenta y Cuatro episodios en total.


Antes que nada, hablemos de Naoki Urasawa. Este nipón, nacido en el año de 1960, actualmente tiene 56 años. Su carrera la hizo en la Universidad Meisei, siendo de carácter privado y enfocada en la economía. Precisamente, el autor se graduó en ciencias económicas. Sin embargo, el manga terminaría siendo su vida, ya que inició de manera contundente en 1981, con la obra "Return", por el cual ganaría el premio de la editorial Shogakukan.


Es curioso que uno de los mangas más emblemáticos del maestro Urasawa no sea una trama tan densa como la vista en Monster o 20th Century Boys, sino la de un manga shonen de deportes: Yawara!

Aquí me disgregare un poco, ya que esta historia fue de las primeritas que leí en una página de internet a finales de los noventas. Yawara! es considerada una serie de culto en ciertos países europeos, pero sobre todo en España, donde inclusive llego a ser doblada y emitida con cierto éxito. La trama se enfoca en una luchadora de judo japonesa sumamente talentosa, que gracias al impulso de su abuelo y un periodista, se vuelve una de las mejores combatientes de todo Japón, al grado que llega a ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona. Con esta primicia, en su momento trate de leer más o ubicarla, pero claro, los estándares de la red en aquellos tiempos eran malos con "m" mayúscula. Ya hasta fechas actuales he podido ver uno que otro episodio.

Esta sería la gran obra del autor, pero lejos de enfocarse en el deporte, comenzó a diversificarse y como prueba, la serie "Master Keaton", tendría un gran recibimiento, también siendo animada unos años después. De aquí, es cuando el autor se embarca en una aventura de 7 años para completar Monster y luego vendrían otros grandes éxitos como 20th Century Boys y Pluto. Actualmente trabaja en otra serie al estilo de estas últimas, llamada Billy Bat.

"Monster" se edito en la Big Comics Spirits de la editorial Shogakukan entre 1994 y el 2001. La revista, con enfoque hacia hombres jóvenes, da a entender el carácter adulto (seinen) de la misma. Tuvo un recopilatorio de 18 volúmenes (Tankobou).

Argumento: Kenzo Tenma es un talentoso neurocirujano que esta terminando su residencia en un hospital de Alemania. Esta comprometido con la hija del director del lugar y todo le sonríe. Sin embargo, en una noche, cuando va a operar a un paciente traumatizado pero de escasos recursos, el director decide moverlo hacia otro quirófano para que opere a un hombre rico. Tenma obedece a regañadientes pero luego se entera de que el paciente pobre ha fallecido y la familia le recrimina su labor. Tenma, adolorido, decide no volverse a manipular por nadie. En la semana recibe a un niño que ha sido baleado en la cabeza, a la par que un famoso cantante ha tenido un accidente vascular cerebral. Tenma, pese a la presión, decide operar al niño y lo hace con éxito. Sin embargo, la directiva del hospital lo castiga cortando su carrera ascendente, a la par que su novia lo deja.

Los años han pasado y Tenma ayuda a sus pacientes como puede, aunque amargado por como lo tratan en el hospital. Sin embargo, la muerte del director y de otros tantos allegados, hacen que Tenma vuelve a figurar en el panorama. Es cuando encuentran a un sujeto que llega herido al hospital. Este le cuenta a Tenma sobre un sujeto llamado Johan, "El Monstruo". Sin embargo, el protagonista no alcanza a dilucidar quien es, cuando el paciente escapa y Tenma va tras él. En el momento, este se da cuenta de que Johan es el niño que había salvado unos años antes y que este está detrás de una serie de horrendos asesinatos que planean desestabilizar la tranquilidad de quienes lo rodean, a la par que busca una venganza personal. Tenma no tiene otra opción que ir en su busca y detenerlo a como sea.

Comentario personal: cuando leí la reseña de Monster, que en su momento me inspiro a la buscar la serie, el autor del artículo fue muy directo y sencillo, comentando que la trama se enfocaba en una especie de asesino serial en la Europa de los años noventa. Esto me termino convenciendo de un plumazo, ya que los japoneses son expertos en enfocar todo lo bueno y malo en su propio país. En cambio, Urasawa aunque tiene esa tendencia (como con los protagonistas de sus historias), el resto del contexto se enfoca formidablemente en el extranjero, muy en especial en países europeos, como Alemania, la República Checa, etc. etc.

Esto hizo que la serie me encantase desde un primer momento. Todo se desarrolla en Alemania y el autor hace un fantástico trabajo con el ambiente, en especial con todo tipo de términos culturales muy propios (la BKA - el FBI alemán -, el nombre de las calles, las profesiones, los poblados, etc.), lo cual hace que salvo el arte, la historia parezca sacada de una novela negra anglosajona. Este es el primer punto a favor del manga, donde la historia es formidable, siendo muy densa por momentos, pero no porque el autor le de vueltas, sino porque está llena de datos y contenidos que hacen no solo a los personajes sumamente complejos, sino la historia tenga un punto de donde agarrarse.

Se refleja este punto sobre todo en la concepción de Johan y su hermana gemela, Nina, donde su concepto está muy ligado a ciertos puntos de la historia muy complejos pero sumamente tremendos, como la pureza de la raza, la creación de humanos perfectos y la ideología nazi que rodea a estos, pero sin caer en las tonterías de poner tecnología de punta, sino hacerlo todo bastante realista. Y sí la historia es tremenda, los personajes aun más, ya que no vemos buenos ni malos. Técnicamente, el único 100% bueno y que se sale de la escala, es Tenma. El resto son caracteres llenos de aristas, de motivaciones personales, que van cambiando conforme avanza la historia. Un fiel reflejo de ello, es el detective Lunge, que va persiguiendo a nuestro protagonista por toda la historia. Hay momentos que deseas borrarlo del mapa y otras, donde lo admiras por su inteligencia y astucia. Esta línea, aunque no tan omnipotente, recorre al resto de los personajes y te hace dudar de lo que has visto y escuchado.

Sin embargo, Urasawa sensei también tiene la capacidad de no tratar al lector como un tonto, ya que la explicación de algunas situaciones es directa y no tiene que redundar en ella constantemente, de allí que uno tiene que estar al pendiente de diálogos y momentos que luego resultan claves posteriormente. Esto hace que la trama sea ambivalente a cada instante. Por un lado uno no puede evitar sentir cierta simpatía hacia Johan, ya que este va manipulando y moviendo las cosas a su favor, no solo para obtener su venganza, sino para cumplir cierto objetivo que se ha planteado. Atrás de él va Tenma, que se encarga de solucionar y poner una gota de esperanza a donde su némesis ha pasado. Aunque algunos han criticado esta situación en el manga, a mi me parecía una contraparte muy adecuada. Uno va leyendo la obra y el pesimismo es fatal en ciertos tramos, ya que Johan se encarga de sacar lo peor de la gente, sea con sus acciones o sus comentarios, haciendo creer que eso es lo tiene toda persona. En cambio, Tenma muestra el lado positivo constantemente de dicha situación, haciendo que la carga o tensión se alivie de sobremanera.

La psicología de los personajes es compleja pero bastante directa. Vemos el nacimiento de un psicópata en todo el sentido de la palabra (lo cual ya explique en una entrada anterior, sobre como pudo haberse gestado tal cosa en la mente de Johan). Aparte, la misma psicopatía se ve enmarcada sobre todo en ciertos personajes de manera muy tenue, y también otros problemas, como en la del detective Lunge. Steiner el magnífico, la ex novia de Tenma (que tiene mucho empuje en la serie) o la misma Nina, que resultan ser personajes odiados por momentos, entrañables, pero también complejos y que no sabes como van a reaccionar, por las heridas emocionales que han recibido, no solo durante la trama, sino antes.

Y es que la obra constantemente te cuestiona tus propios principios, lo que piensas o sientes, de manera indirecta a través de los personajes. Personalmente salía agotado luego de leer un tomo (o ver un episodio), ya que el vaivén emocional era muy fuerte. No es que hubiera acción o grandes momentos, pero esos diálogos preciosos y bien concisos, hacen a uno pensar sobre la situación. Este instante es lo que más me gusta de las obras de Urasawa (y que luego vi en Pluto o en 20th Century Boys). Inclusive, la parte final del manga, pese a ser un desenlace muy bueno, aun nos deja con muchas dudas (¿Quién es en realidad el Monstruo?). Personalmente, me dejó frío y hasta con esa sensación de desasosiego, no mal plan, pero sí muy perturbadora.

Como plus, algo que me agrado también del manga (y amplificado de manera importante en el anime), es el cuento del Monstruo que aparece como a medida de alegoría en la trama y que parece relatar los pasos de Johan y su forma de ser. Esta especie de fábula, le da un toque bastante macabro por momentos y que nos hacía ver como terminaría Johan (y que se relaciona con Karl Popper, un sujeto que se convierte en el "axis" de la historia sin querer).

En conclusión, "Monster" es un manga bastante recomendable para todos. Aunque parezca complicado, en realidad es bastante sencillo de leer y uno mismo va sacando conclusiones interesantes con su lectura. Me la pase genial en su momento leyendo en la red (situación por lo cual lo aclarare más adelante) y aun hoy en día, lo reviso de manera periódica, para regocijarme, no solo con la historia (en especial con los tramos donde se va gestando un auténtico asesino serial o un manipulador, que con mi carrera, he podido comprobar que es casi 100% exacto), sino con el excelente dibujo de Naoki Urasawa que se aleja del tópico de los japos de ojos saltones y medio deformes.


Finalmente, ¿Cómo conseguirlo?, el manga se edito en México entre el 2006 y 2008. Fue de las últimas obras que trajo la Editorial Vid, antes de irse definitivamente a la quiebra y casi fue una salida sorpresiva, ya que nadie comento de este manga en su momento. Sin embargo, tuvo una amplia recepción. Claro, en su instante me enteré de su salida pero no me llamo la atención, hasta que leí el artículo (¿o fue la recomendación?). Lamentablemente, en aquel entonces no tenía el suficiente billete para comprarlo y tuve que esperar a la liquidación de las tiendas Vid, para comprarme varios tomos que aun tengo allí guardados. Siendo sinceros, no tengo la colección completa, pero como dije, entre la red y el anime, fue más que suficiente.

-----------------------------------------------------------------------

Saludos a mi esposa, así a quienes gustan de este tipo de mangas.

1 comentario:

  1. ¡Buenas!
    Me ha encantado la reseña. Yo leí Monster hace ya dos años, y casualmente aún no ha caído la re-lectura. Gracias a este post he visto que no recuerdo bien la obra, de manera que me han entrado ganas de experimentar la historia de nuevo para comprobar su grandeza una vez más.

    ResponderEliminar