martes, 23 de junio de 2015

La Leyenda de Korra: el análisis de la segunda temporada

Dos años han pasado desde que reseñe el "primer" Libro de la Leyenda de Korra: Aire. Aunque en su momento la historia me dejó bastante enganchado, al grado de bajarme el primer episodio del "segundo" libro, Espíritus, tan pronto estuvo disponible en idioma español latino, por diferentes circunstancias, volví a dejar la serie enlatada por un buen rato.

Curiosamente, a finales del 2013 estaba escuchando un podcast que criticaba de bastante "dura" esta segunda temporada y aunque me revelaron muchos spoilers, el trajín del trabajo y del camino (así la pésima calidad de audio del mismo, razón por la cual no reveló el nombre de dicho podcast), me hizo interesarme a medias en la serie nuevamente, pero para ver si lo que decían era cierto o no (no hay que negar que muchos podcasts actualmente, más que informar, solo hacen una crítica muy parcial y poco contextuada de las cosas). Al fin al cabo, nuevamente lo deje por la paz y seguí con mi vida. 

Hace una semana, no sé que paso, pero me animé a ver la serie de nueva cuenta y al momento, comence a recordar muchos comentarios del podcast. No puedo negar que algunos eran ciertos, pero otros no tanto. Lo que contó es que los últimos 10 episodios de dicha serie me los chute, con sus intervalos obviamente, en menos de 48 horas. ¿Cómo es que una serie que tiene una calidad irregular pudo provocar que me enganchara de tal manera? Uno pensaría que por gusto. Lamentablemente no es así y tal vez es uno de los motivos que ocasionó la cancelación de la serie en su emisión en TV Abierta. Vamos a ver dicho asunto.


Según los creadores de la serie, alrededor de la mitad del Libro 2 se llevará a cabo en la Ciudad República y la otra mitad se llevará a cabo en otras áreas del mundo. En una mesa redonda en San Diego Comic-Con 2012, Konietzko y DiMartino indicaron que el Libro 2 se celebrará seis meses después de los primeros doce episodios. Dijeron que en parte se llevará a cabo en la Tribu Agua del Sur, y se centrarán en el "Mundo de los Espíritus" (de ahí el título de "Espíritus") y la historia del linaje de Avatar y la mitología. Nuevos personajes serán introducidos, como los hermanos de Tenzin, Kya y Bumi, así como el tío paterno de Korra y sus primos mellizos de la Tribu Agua del Norte.


Mis comentarios sobre el Libro "Aire" habían sido más positivos que negativos. Lamentablemente, el fandom de "Avatar" se dividió muchísimo con la Leyenda de Korra. La mitad atacaba encarecidamente a la serie y la otra, la alababa por su modernidad y sus personajes. En parte debo explicar esto para dar algo de peso a mi crítica.

Konietzko y DiMartino crearon un universo riquísimo, bastante potente con "La Leyenda de Aang". La serie combinaba drama, aventura, romance, comedia, personajes muy desarrollados y para rematar, tenía artes marciales y escenarios formidables. Léase, lo tenía todo. Es lógico que luego de 4 temporadas, generara excelentes críticas y un gran fandom, que fundamento muchos de sus gustos por un buen rato.

Por ello, cuando los autores anunciaron una segunda "saga", los fans elevaron el grito el cielo. Un servidor le tocó ver a dicho fandom hacer un montón de teorías que tocaban todo, casí al nivel del fanfic. Sin embargo, cuando Libro Aire se estrenó en el segundo semestre del 2012, su historia y personajes agarró por sorpresa a todos. Y es que los autores buscaron desmarcarse de muchos conceptos de Aang y precisamente crear una "era" de Korra. El resultado fue mixto, como ya hemos comentado, pero lo suficientemente bueno para que se ordenara una segunda temporada.

Sin embargo, como un presagio de que algo no grato se venía en camino, el Libro Espíritus comenzó con problemas en su emisión, justo en el otoño del 2013, donde el canal Nick modificó su horario, pasandolo de la mañana en el sábado a la noche del viernes. Esto provocó caídas de audiencia en la serie, pero no solo en esta cuestión, sino en otras que hablare a continuación.

¿De qué trata el Libro Espíritus? Korra ya ha logrado dominar los cuatro elementos y Tenzin se ha convertido en el orgulloso maestro del Avatar. Sin embargo, en una visita de toda la familia de Tenzin hacia la Tribu del Sur (donde proviene Korra), provoca un choque entre el líder de la tribu Agua del Norte y el mismo Tenzin, ya que un espíritu ataca a la tribu, pero Unalaq logra controlarlo con sus poderes. Contándole del problema que pueden ser los espíritus, Korra manda a volar al pobre Tenzin y decide entrenarse con su tío (sí, Unalaq es hermano del padre de Korra), aun también en contra del consejo de su propio padre. Esto provoca también una división entre la misma Korra con su novio Mako, Bolin y Asami. Sin embargo, rapidamente se revelan las verdaderas intenciones de Unalaq. 


A comparación de la primera temporada, no sé que pasó. Es en serio. Cierto que critique la encerrona que tomó la serie, al ubicarse solamente en Ciudad República, pero acá la cosa se desmadró de manera horrenda. Aunque muchas escenas son en la capital mundial, otras tantas se distribuyen en el Templo del Aire y otras en la Tribu Agua del Sur, así en el mundo de los espíritus. Demasiados escenarios, demasiadas posibilidades. Esto se refleja también en la trama de la serie, que en lugar de ser lineal, es demasiado enredada, pero en mal plan. Al principio no se nota, porque la serie discurre entre el Templo del Aire, donde la familia de Tenzin está pasando sus vacaciones y el Polo Sur, donde vemos las viscicitudes del nuevo Avatar. Se trato de hacer algo original, al poner un mismo "plot" argumental (como los problemas familiares) para un episodio y ver como las dos familias (la de Korra y Tenzin) arreglaban sus diferencias casi de manera similar.

El problema es que la diferencia entre ambas historias, cuasi paralelas es evidente: la trama de Korra era muy mala y no ayudaba en nada la personalidad del nuevo Avatar (y de lo cual hablaremos un poco más adelante), aparte de ser poco interesante y predecible (Malo-Bueno manipulador, protagonista idiota). En cambio, aunque con personajes muy trillados (los hermanos de Tenzin son estupendos, pero muy clichés), la forma en que los tres hijos de Aang discutían sus broncas familiares era genial, al grado que me molestaba cuando la trama cambiaba nuevamente a los asuntos de Unalaq y Korra. Para colmo, trataron de darle los mismos minutos y eso desperdició una trama tan potente como lo era la familia de Tenzin.

Y es que esto también puede ser un punto que dañó bastante a la serie: el hecho de querer contar demasiado algunas tramas poco trascendentales y robarle tiempo a las que realmente eran potentes. Por eso, al ver la serie, me emocionaba mucho en algunos momentos, pero en otros instantes, estaba fastidiado y tenía ganas de adelantar el episodio. Para colmo, la conexión entre una trama y otra era bastante endeble. Sobre todo se vió cuando quisieron incluir la historia de Wan, el primer Avatar. Está me pareció increíble, soberbia, animada como un cuento chino antiguo. Léase, era una preciosidad. Pero para eso, se inventaron la amnesia temporal de Korra, que me pareció un truño. Todo el momento previo a la "Leyenda de Wan" fue pura paja y hay instantes así que salpican cada momento de la historia. Solo hasta el tercio final de la serie, es cuando veo un poco más de continuidad, pero nada más.

Aun así, no significa que haya sido difícil de ver. Como ya dije, la historia tenía momentos formidables y algunos emocionantes hasta morir (la saga de Wan, el rescate de Bolin, la batalla de Bumi), pero el "puente" o las tramas intermedias eran sumamente infantiles y le restaban brillantez a la historia. Inclusive, el esqueleto o axis de este Libro, salvo lo de los espíritus, era bastante parecido al anterior y eso lo hacía bastante predecible.

En cuanto a los personajes, aquí la cosa va un poco más en picada. Aunque he visto poco de la anterior saga, La Leyenda de Aang, la evolución de los protagonistas era más que evidente. Sin embargo, salvo por Tenzin, el resto avanza poco o nada. Korra sigue teniendo esa mala vibra que a muchos fans (incluído un servidor) no termina por caernos bien. Y las comparaciones con Aang no pueden ser más odiosas que ciertas y es que Korra no evoluciona, sigue siendo en todo momento una chica testaruda que quiere hacer lo mejor pero en base a su propia sapiencia, sin hacer caso de los demás. Para colmo, el guiarla en esa dirección y de repente torcerla provocó que el primer tercio de este Libro fuese bastante pesado. Para colmo, en todo momento se ve inútil y aunque llega a salvar el día con su "mega" transformación al estilo de Ultraman, no termina de cuadrar. Curiosamente, el mejor ejemplo para trabajar un personaje obtuso y egoísta, estuvo en la saga de Wan, donde supieron darle su importancia como primer Avatar. Lástima que con Korra, hasta el momento, no se ha trabajado así.

Lo malo es que el resto de los personajes son iguales: Bolin, Mako, Asami. Había mucho en juego, pero ninguno dió un brinco espectacular. Repito, el único realmente potente es Tenzin, que pasa de ser prejuicioso y duro con él, a convertirse en un maestro Aire que busca ayudar a los demás y no a su propio ego. Lastimosamente, tampoco se enfocaron en personajes tan carismáticos como los otros hijos de Aang.

Para rematar, hubo decisiones que me parecieron muy tajantes o mal manejadas, como la pérdida de la conexión con los anteriores Avatares. Eso me pareció innecesario y hasta irrespetuoso. 


Otra arista de la serie y que se fue modificando, gracias a Dios, fue el asunto del "bender". Como ya había comentado, en la anterior serie, los controles pasaron a ser utilizados de manera muy poca. Acá fue igual, pero en el momento que Bolin rescata al presidente, fue estupendo, ya que no solo vimos una lucha formidable, sino como el chico es un gran maestro Tierra. Lastimosamente, pese a la batalla final, ya no volveríamos a ver dichas escenas.

Pero no todos son puntos irregulares en la serie. La animación es estupenda y más si la comparamos con el libro anterior o su predecesora (pese a que muchos fans consideran mejor la animación del estudio Mir con respecto a la de Pierrot). También los escenarios y el diseño de los personajes sigue manteniéndose en un nivel altísimo y sobre todo, los diseños de la saga de Wan me parecieron soberbios, haciéndolo ver como un auténtico cuento chino. A esto, hay que agregarle una multitud de guiños, donde vemos la evolución de la tecnología, luego de 100 años y claro, una referencia burlona o satírica del cine de los años treinta, de mano de Bolin. Ese tipo de puntadas me parecieron sumamente geniales y muy continuistas.

En conclusión, "La Leyenda de Korra, Libro Espíritus", me pareció una serie muy irregular. Claro, su historia, personajes y acción superan con mucho a las animaciones actuales, en especial las gringas. Sin embargo, la serie no dió el "brinco" o la evolución necesaria y siento que este arco fue muy desaprovechado, o al contrario, trataron de no mover demasiado la historia, para soltar los verdaderos golpes en los siguientes libros. Claro, esto lo digo en un sentido de retrospectiva, ya que para el tiempo en que estoy haciendo la reseña, la Leyenda de Korra ya termino (y con un final bastante sorprendente). Sin embargo, para los fans que en su momento vieron el final de este Libro, si debió parecerles muy pesada o decepcionante. Para colmo, según declaraciones de los autores, la historia de Wan era una historia que habían planeado y desarrollado desde las aventuras de Aang y que decidieron meter en este rubro. ¿Qué quiere decir esto? Que parece que las ideas no fluyeron con la misma potencia en el caso de Korra y esto se ve, debido a la irregularidad de la serie.

Aquí es donde puedo hacer una clara pero triste comparación y es que siento a Korra y su trama, como la saga de Starwars que hizo Lucas en 1999: fastuosa, llena de vida, con elementos fantásticos, pero muy pobre a nivel argumental, con personajes poco desarrollados y para colmo, con puntilleos fastidiosos sobre economía y política. Cuando estaba viendo el episodio donde Korra le pide al presidente de Ciudad República intervenir con sus tropas, me vino a la mente la acción de Amidala frente al Senado Galáctico. Y es que no lo niego, la serie me tenía entretenido, pero siempre con esa sensación en el fondo de "¿Qué más, que más?", como si algo faltara y es allí donde caí en cuenta porque. Parece que Konietzko y DiMartino trataron de ampliar el universo, hacerlo más maduro, más rico, pero sacrificando por momentos la sencillez y contundencia de la saga anterior. Y lo peor, es que en ciertos momentos se nota y tratan de dar marcha atrás, con resultados desastrosos.


¿El Libro Espíritus es recomendable? Hmmm, sí, si tienes cierta visión y no has visto tanto las sagas anteriores. Si no, si te resultara muy pesada o simplona. La disfrute, pero la historia se me hizo larga por momentos y si hubiese sido solo por esto, no habría seguido viendola. Sin embargo, la dichosa retrospectiva me da un handicap y ya con varios spoilers en la espalda, me veo "obligado" a seguir viendola (y sí, con cierta sensación de gusto).

--------------------------------------------------------------

Saludos a mi Earthbender ^_^, así a quienes gustan de la Leyenda de Korra/Aang y Wan.

1 comentario:

  1. A mi parecer, las temporadas 2 y 4 fueron mucho más débiles que las temporadas 1 y 3, pero eso lo discutiré contigo cuando termines toda la serie.

    ResponderEliminar