sábado, 27 de junio de 2015

James Horner: un merecido homenaje a un grande

Hace algunos días, se dió la funesta noticia del fallecimiento de James Horner, uno de los mejores compositores que han aparecido en los últimos 20 años. Al principio, dicho evento se manejo como un rumor, ya que el músico no había logrado ser contactado por alguien de su familia y para colmo, una de las avionetas, que eran de su propiedad, había aparecido estrellada en un paraje en California.

Posteriormente, su muerte fue confirmada por su propio representante y lógico, el mundo (incluído un servidor) lloramos dicho suceso. Y es que la importancia que tuvo Horner en la composición de bandas sonoras fue apabullante. Cierto que en su momento se le acusó de siempre utilizar los mismos compases o axis de un soundtrack en otro, pero aun así, hubo piezas magistrales que verdaderamente la rompieron y demostraron ser de las mejores en la historia del cine.

Particularmente debo decir que tuvo bastantes aciertos y que hoy en día, en mi winapeca tengo varios temas de películas que me siguen encantando. Horner sabía hacer las cosas y no solo por el hecho de que sus piezas musicales apareciesen en películas ultra taquilleras como Titanic o Avatar, sino también supo dotar de potencia a dichos filmes y ser reconocido como uno de los grandes de la historia del cine.



-Braveheart


Para quienes hayan visto esta película épica de 1995 y que afianzó en su momento a Mel Gibson como actor y director, notarán que una de las partes más potentes de la misma corresponde a la magnífica banda sonora que la adornó. Horner se encargo de hacer un soundtrack potente en todos sentidos, pero sobre todo, con un leitmotiv bastante emblemático, donde las gaitas formaban parte integral y en todo momento de las secuencias, sea de acción o de reflexión que había en el filme. El compositor logró darle un aire sumamente escocés a su música y eso hace que la obra sea un símbolo de aquel país. Digo, ¿Quién puede olvidar los últimos 30 segundos épicos del final cuando los escoceses se lanzan a la carga de mano de Robert Bruce?


-Una mente brillante


 Lamentablemente aquí ya tenemos problemas con Horner y es que si comparamos el leitmotiv de este soundtrack con otros, como el Hombre Bicentenario, vemos que el autor recicló las mismas notas y eso le resta potencia al mismo. No obstante, a diferencia del anterior, las notas aquí realmente impactan y de que manera. La música de "Una mente brilante" es de los aspectos más poderosos del filme, realzando momentos épicos del filme, como cuando John Nash (Russel Crowne) esta resolviendo los problemas que le llevaran a crear el "equilibrio de Nash". Técnicamente, por la música, fue que me emocionaba aun más con una película que no tiene escenas de acción. Digo, ¿Quién puede olvidar esa escena cuando esta escribiendo las fórmulas en la pizarra con ese OST?


 -Enemigo al acecho


Aquí tenemos uno de los mejores soundtracks bélicos de toda la historia. Y para rematar, casi no escuchamos baterías o ruidos que emulen cañones o explosiones como toda melodía de este corte. No, aquí Horner nuevamente se "mimetiza" con la cultura o país y lo hace de manera formidable, al grado de recrear la música rusa/soviética de aquellos tiempos e incorporarla fabulosamente a una película irregular, pero bastante original. Sí, así podría describir este soundtrack, siendo sorprendente, sumamente ruso y épico por donde uno lo quiera ver. La música que dura durante el desembarco en los muelles de Stalingrado es genial, pero aun más, el "tema" oficial del protagonista: Vassili´s Fame Spreads. Me pongo tres veces de pie con este leitmotiv.


-Titanic


Tal vez de los soundtracks más emblemáticos del compositor. No tanto porque sea original (en realidad es una derivación de la melodía oficial de la película, My Heart Will Go On y que lamentablemente, es una pequeña derivación del OST de Braveheart). Sin embargo, el hecho de que la música este entre la película más taquillera de todos los tiempos, le da un realce diferente. Aparte, algo hay que alabarle a Horner era la capacidad de crear un soundtrack que hiciese brillar ciertos momentos del filme y acá lo logró de manera magistral. Muchos recordarán el momento en que Rose decide subir al bote y como Jack la mira alejarse, en un momento la chica salta a su lado, con las notas del OST de fondo. Seh, demasiado cursilón, pero más de uno en su momento chilló con eso (por suerte, un servidor no jeje).


-El hombre Bicentenario


De 1998, la película basada en uno de los cuentos de Isaac Asimov y dirigida por Chris Columbus, no tuvo el éxito esperado y aparte resultó para muchos críticos, un verdadero bodrio. Sin embargo, para un servidor fue bastante agradable. Claro, tiene sus bemoles, pero era divertida y aparte hacía enfásis en la tecnología que en corto plazo podríamos tener. En definitiva, la película me parecía buena y su soundtrack le ayudaba, en especial en esos momentos donde Andrew (Robin Williams) tenía cierta reflexiones o cuando se va de viaje para conocer a otras unidades como él. Lamentablemente, como ya comente previamente, el OST no es tan original, al menos en retrospectiva y muchas notas de esta película, ya se habían visto en otras y lamentablemente terminó por restarle potencia a una composición que me agradaba bastante.

-----------------------------------------------------------

Saludos a mi mujer :3, así a quienes gustaron de las buenas rolas de James Horner.

1 comentario:

  1. Gracias por mencionar mi película preferida, El Hombre Bicentenario.

    ResponderEliminar