jueves, 26 de febrero de 2015

El Código Enigma: Oscar al mejor guion adaptado (y se nota porque).

Los Oscars fueron apenas hace unos días y en su momento todo mundo gritaba que el premio ya era mexicano, debido al triunfo de Cuarón y ahora de Iñarritu, gracias a su última obra, "Birdman". Sin embargo, a opinión propia (proooopia), esto solo es un embuste y una forma de aligerar las tensiones que hay ahora en México, donde las cosas están más torcidas que nunca. Pero bueno, el pueblo quiere pan y circo. Allí va su circo.

Aun así, no demerito el trabajo de Iñarritu y pese a tener apoyo mexicano en varios rubros, ni se diga del gran Emmanuel Lubezki, al fin al cabo, es un producto norteamericano y quien gano, fue él, no nosotros. Le aplaudo como espectador y por gusto, ya que los mexicanos tenemos talento. Solo falta demostrarlo en otras esferas.

Durante la ceremonia, la cual departí con mi esposa, estuvimos hablando de una película que vimos ya hace 3 semanas y es por la cual Benedict Cumberbatch gano su primera nominación a estos premios: El Código Enigma. Por lo tanto, la reseña de esta entrada, va dedicada a dicho filme, que narra uno de los más pasajes más turbios pero recien descubiertos de la Segunda Guerra Mundial.


Antecedentes: Andrew Hodges saco una biografía de Turing en 1992 y tuvo un relativo éxito. A principios de esta década, la Warner Bros decidió adquirir los derechos del libro para convertirlo en película, en especial porque Leonardo Di Caprio estaba interesado en interpretar a Turing. Mientras Graham Moore adaptaba el libro (lo cual le valió el Oscar por este trabajo y que demuestra que a los de la Academia le gusta lo pretencioso y dramático. Para más detalles, seguir leyendo), Di Caprio ya no siguió y en su lugar se llamo a Benedict Cumberbatch. Se bajararon directos como Yates o Ron Howard, pero el elegido fue el laureado director noruego, Morten Tyldum. La película se rodo en el último trimestre del 2013 mayormente en Bletchey Park (donde supuestamente estaba estacionado el grupo Ultra) y finalmente, en el 2014, luego de una transacción millonaria, The Weinstein Company adquirió sus derechos luego de sus presentaciones en varios certamenes europeos. En EUA se estreno finalmente en noviembre del 2014 y en México, a principios de febrero (luego de varios retrasos en las fechas). 
Argumento: la película narra de manera intercalada, la creación del grupo "Ultra" y la vida de Alan Turing, matemático que se considero responsable de la creación de una máquina que era capaz de descifrar el código Enigma, una suerte de contraseña que utilizaron los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial y que servía para encriptar sus mensajes y ordenes más secretas. Durante el mismo, vamos conociendo las peculiaridades del carácter de Turing, encarnado por Cumberbatch y como se fue haciendo la creación de Ultra, la organización que logro acortar en al menos dos años el conflicto.
Historia: Había leído críticas sobre esta película, en especial en el rubro de la historia y debo decir que les doy bastante razón a dichs comentarios. Estamos ante un biopic, una película que narra la vida de alguien famoso y estos se han hecho mucho más populares en los últimos años, a raíz del gran éxito que tuvo "El Discurso del Rey". No niego que la película tiene un gran ritmo, es dramática, entretenida e intercala escenas graciosas, teniendo buenas actuaciones (el momento donde se rompe el código es formidable, te llena de emoción). Sin embargo, a diferencia de otras, el director no quiso profundizar demasiado en algunas áreas y eso le resto bastante punch. Digo, solo hay que compararla con "Una mente brillante". Ron Howard se enfoco meramente en la vida de John Nash y nada más. Sí, vemos sus aportaciones, pero como efectos colaterales. En otra, la mencionada Discurso del Rey, de Tom Hooper, sí vemos el marco de la Guerra, pero muy debajo y nos centramos más en las cuestiones psicológicas de Jorge VI. En cambio, esta película es por momentos pretenciosa y nos quiere meter en un mismo cajón, que Turing era un genio consumado y a la par, relatarnos de la importancia que tuvo su máquina para ganar la Guerra. En cierta manera es cierto, pero la forma en que lo plasma el director, ni se diga el guion, hace que la película sea grandilocuente, inexacta (lo cual veremos al rato) y para colmo, no explora de manera profunda algunos detalles, como la infancia de Turing (la evolución que tiene luego del evento traumático que tuvo en la escuela) o que sucedió con él después, aunque se trate de refilón en el fime. Digo, para alguien nada exigente, la película sera amena, entretenida, pero si uno es más exigente, notará fallos, no solo en la narrativa, sino también en la profundidad. La prueba de esto, es que cuando mi esposa me comienza a soltar preguntas al salir de la función, es que la película no se las contesto o peor, las quiso responder de manera taaan ambigua, que terminas medio extrañado.

Personajes: la parte más potente de la película y con mucho. Para empezar, Cumberbatch hace una estupenda actuación, que le valio una nominación al premio de la Academia. Y aunque la Keira Knightley también tiene sus momentos, me pareció medio exagerada su promoción. El resto de los secundarios son geniales, pasando desde el interpretado por Mark Strong hasta Matthew Goode, que te saben ganar con sus comentarios e interpretaciones. El gran "pero" viene con la escritura de los personajes (otra vez parte del dichoso guion): Turing es retratado como un sujeto con Asperger, mientras el personaje de Joan Carter (Knightley) también está hecho con las patas, ya que oscila entre ser una jovencita conservadora inglesa de mediados del siglo XX hasta ser una especie de feminista de juego colorado. Nuevamente lo confirmé cuando no solo mi mujer, sino hasta Sam me preguntaron al respecto. Y es el problema cuando la película se toma demasiadas licencias, con el objetivo de impactar, más que contar una historia como Dios manda.
Diseño gráfico, vestuario: Una parte que me encanto en todos sentidos. La película nos transporta a la Inglaterra de la Segunda Guerra Mundial, no solo por los vestuarios, trajes y peinados, si no también por las inclusiones de deliciosas referencias, como los soldados ingleses con sus característicos cascos o el uso de una tecnología muy adoc a los años cuarenta. Cuando vi a "Christopher", estaba flipando de la emoción. Entonces no había transistores, sino bobinas y el hecho de verlas funcionando, de manera mecánica, me hizo emocionarme más de una vez. Digo, siempre he sido un gran defensor del contexto y cuando una película quiere recrearlo lo más posible, no puedo solo que levantarme y aplaudir al respecto.
Música: Alexander Desplat se ha venido convirtiendo en uno de mis compositores favoritos en los últimos años. Si ya vi sus genialidades con Godzilla, aquí saca otra genialidad y crea un OST muy intimista. Casi me recordó a ese bello leitmotiv que Horner hizo para "Una mente brillante", pero siendo muy propio y hasta encajando con la personalidad de Turing. 
Doblaje: No me toco verla en español latino, sino subtitulada (y por suerte no había tal versión en los cines. A mi mujer le encanta la voz del protagonista). Pero checando Doblaje Wiki, noto que sus dobladores de siempre, Luis Daniel Ramírez y Xóchitl Ugarte están a cargo, lo cual me da cierta tranquilidad.
Controversia: Ya quería llegar a esta parte. Lo que no permitió disfrutar del todo esta película, es la cantidad de inexactitudes históricas que hay (y que inclusive generaron problemas con descendientes y conocidos de aquella época). Antes de ir al cine, me puse a leer de la vida de Alan Turing y cuando comencé a ver la película, me llegue varios chascos. Empezando, el personaje principal me lo deformaron para hacerlo más dramático: le dieron ciertos rasgos de Asperger, lo hicieron retraído, que era objeto de bullying y que inclusive llego a tener a conexiones emocionales fuertes con Joan. Todo esto nunca fue probado y otras eran al revés. Turing era sociable y tenía muchos amigos, era popular en la escuela y aunque si hubo algo con Carter e inclusive se hablo de casarse (con compromiso y todo), la misma matemática dijo que no llego al nivel de la película. Pero para rematar, sino lo deje en claro, Turing jamás se comprobo que fuese Asperger y que para colmo, pese a la actuación de Cumberbatch, fue mal llevado en la película. eso (pese a que tenía ciertas excentricidades) y el tema de la homosexualidad fue muy velado respecto a la historia original. Digo, la película se ve bien, pero se tomaron tantas licencias dramáticas que si me frikeo por momentos. Para rematar, lo sucedido con Ultra, también fue muy acomodado para que tuviese más carga dramática: Ultra no solo fueron unos científicos, sino miles. La máquina no se llamo Christopher, sino "Victory" y aunque si hubo un cierto control para que los alemanes no descubrieran Ultra, no llego a ser tan dramático como expone la película (aunque no se niega que sin esa cosa, la Guerra habría continuado por varios años más).
Tal vez lo más polémico es el tema de la homosexualidad. Acá se da por contado que el suicidio fue por la castración química, cuando está, ya había acabado al momento del suicidio de Turing y está se dio por el maltrato que recibió a raíz de las penalidades que existían en Inglaterra en aquel entonces. Claro, no quieres criticar a un país, pero a mi parecer, le resto importancia y potencia a este dato que hubiese beneficiado mucho a la película en drama.
Aportes: lejos de la crítica a la pretensión, Turing es un genio que había sido olvidado por su pasado homosexual. Destacado matemático, publico varios artículos durante su vida, donde defendía el uso y avance de las calculadoras personales que eran capaces de resolver problemas complejos y que en su momento se llamaron "Turing" (y que hoy en día se conocen como computadoras). Aparte, su papel como descifrador en Ultra fue vital para que los Aliados ganaran la guerra. Lamentablemente, el escandalo en que se vio envuelto (la homosexualidad era penada por ley en Inglaterra en aquellos años), termino por darle una mancha exagerada a su labor y fue hasta el 2013, cuando la Reina Isabel II le concedió el perdón, tanto político como penal. 
A título personal: Apenas escuche hablar del filme a principios de enero. Sin embargo, le tenía cierto pánico, ya que la película de Assenge, con Cumberbatch, había resultado bastante pobre. Pero cuando las primeras críticas dijeron que la película era excelente, no dude en arrastrar a mi esposa al cine, aunque en esta ocasión, sin tantos peros, ya que ella le encanta el protagonista. Por ciertos retrasos, llegamos al cine cuando apenas estaban los títulos iniciales, aunque eso no perjudicó gran cosa lo que vi después. Como película, me gusto y mucho. Me la pase muy bien y aparte en ningún momento me parecio aburrida. Sin embargo, lo que si me choco, es que el filme se toma demasiadas libertades y eso haga que sea poco creíble por momentos y caiga en dramatizaciones solo para despertar cierto sentimiento en los demás. Demasiado pretenciosa pues y eso hizo que se quedará muy corta en el momento que la vi como nominada a los Premios Oscar. Bien actuada, bien dirigida, pero con poco punch al fin al cabo.


En conclusión, "El código Enigma" es una buena película. Llena de drama, con puntualizaciones matemáticas muy instructivas y con unas grandes actuaciones. El gran problema, es que su guion es demasiado sencillo y muy pretencioso, por lo cual, es un buen biopic, pero jamás la utilizaría para escribir una biografía de Alan Turing. Recomendable para cualquiera y de manera encomiable.

----------------------------------------------------

Saludos a mi mujer ^^, así a quienes gustan de este tipo de películas.

1 comentario:

  1. Yo creo que ese premio de guión fue meramente de consolación (teniendo tantas nominaciones que se hicieron humo), y un poco para quedar bien parados con el tema de la homosexualidad, como se vio en el discurso del guionista. Lo cual es bastante triste porque justo como mencionas el asunto de la homosexualidad apenas si tiene presencia para explicar ciertos sucesos, cuando para la época en que le tocó vivir a Turing sin duda debió ser un episodio devastador. Es una pena porque muchos aspectos del personaje se podrían haber tratado mucho mejor, en lugar de darle preferencia a sus excentricidades y su amor adolescente. No se merecía en absoluto ese premio.

    ResponderEliminar